El Reto

El sistema educativo en las escuelas rurales enfrenta muchos desafíos y dificultades. Es por ello que los niños generalmente tienden a seguir los pasos de sus padres, quienes usualmente no terminan el bachillerato y trabajan frecuentemente en actividades como la agricultura, la pesca y la venta de cocos; durante el proceso procrean niños, el ciclo continua y se repite constantemente.

Además de la deserción escolar, existen muchos problemas dentro del sistema educativo, tales como:

  • Muchos padres no alientan a los estudiantes a asistir a la escuela.
  • Es común que los niños caminen largas distancias hasta la escuela más cercana, caminando bajo el sol y con el riesgo de encontrarse en senderos solos.
  • A menudo, los profesores viven lejos de la escuela y, por lo tanto, es difícil ir a trabajar todos los días.
  • El exceso de alumnos es común, lo que dificulta que los maestros integren a los estudiantes.
  • Los niños no consideran la escuela como una responsabilidad y es común que un niño falte a la escuela alrededor de 40 días en el año.
  • Los estudiantes no aprenden a aprender, tienen dificultad para expresarse y muestran una falta de pensamiento crítico.
  • Los estudiantes muestran ser débiles de carácter, actitud, liderazgo y responsabilidad.
  • Los estudiantes demuestran resistencia al cambio.
  • Las comunidades donde viven no ofrecen oportunidades económicas, lo que refuerza la idea de que ir a la escuela no es útil.

Nuestros Objetivos Generales

Share Smiles tiene dos objetivos generales para las comunidades con las que trabaja:

1) Que los estudiantes vayan a la escuela con una asistencia de al menos 85% y que eventualmente se gradúen de Bachillerato.

2) Ayudar a desarrollar las comunidades con las que trabajamos a través del turismo.

NUESTRA ESTRATEGIA

Para alcanzar nuestros objetivos generales, trabajamos alrededor de cuatro estrategias principales:

1) Crear ambientes escolares atractivos que motiven a los estudiantes a ir a la escuela:

Share Smiles tiene como estrategia crear escuelas que motiven al alumno a decir “;¡Yo quiero ir a la
escuela!”;. Es común que en las comunidades rurales no tengan áreas de juego, por lo que una bonita zona de recreación puede motivar a los estudiantes a ir a la escuela. Además, las decoraciones atractivas y actividades interesantes como juegos, videos y libros coloridos motivarán a los estudiantes a asistir a la escuela.

2) Llevar a los estudiantes fuera de su zona de confort:

Share Smiles desarrolla actividades fuera de la escuela y la comunidad ya que considera que es importante expandir los horizontes para estimular las mentes de los estudiantes de las escuelas rurales: las actividades dentro de esta estrategia incluyen campamentos, excursiones educativas, torneos deportivos, etc.

3) Desarrollar actividades extracurriculares que sean interesantes y relevantes:

Es importante llenar las carencias que el sistema educativo posee a través de actividades extracurriculares de manera que el estudiante se sienta motivado a participar: desde deportes hasta clases de inglés y computación, así como también instrumentos y manualidades.

4) Desarrollar y ofrecer actividades turísticas en las comunidades que Share Smiles patrocina:

Las comunidades con las que trabajamos son hermosas y poseen un gran potencial turístico. Ofrecemos actividades tales como paseos en kayak a través de manglares, tours de tortugas marinas y caminatas en volcanes. Esto provee oportunidades tangibles para los locales y futuros empresarios. Nuestras empresas hermanas también ofrecen estas áreas como parte de su producto promoviéndolas en sus catálogos, compartiéndolo con diferentes empresas en varios países alrededor del mundo.